Proyecto: José Luis Araiza I Benjamín Benítez I Carlos Espinoza

Concurso

Resonancias Urbanas

Año: 2016

_05

Los escenarios de la ciudad post-moderna se van transformando rápidamente, impulsados por la inercia de las economías globales y la era digital de la comunicación, nuevas capas de información se van superponiendo, conectando nuevos centros neurálgicos que crean continuidades programáticas de diversos tipos: políticas, comerciales, históricas, culturales, artísticas, tecnológicas, etc, que a su paso van dejando obsoletos algunos espacios dentro de estas secuencias de información que crean discontinuidades físicas y simbólicas.

 

La nueva cultura urbana va asimilando la necesidad de reducir el espacio para vehículos privados con la intención de ampliar el espacio público y re-conectar historia, personas, intereses y culturas. Es así que los espacios deben irse transformando para permear las nuevas ideologías dentro del imaginario colectivo.

 

Proponemos: “un espacio como “dispositivo abierto” como: instrumento (procesador) como lógica (estratégica), como decisión (táctica), como mecanismo (reestructurador) y como sistema operativo (generador, organizador y formalizador, a la vez): campo receptor, y campo emisor en el interior de otro “campo” anfitrión, generando y produciendo relaciones y movimientos de intercambio entre energías, usos, programas, acontecimientos, escalas y/o escenarios sujetos, por su propia naturaleza, a procesos dinámicos (es decir abiertos y evolutivos).”[1]

 

Buscamos decodificar el sistema formal existente al que estamos acostumbrados para dar paso a un nuevo ADN urbano, en el que convivan múltiples capas de actividades e información que detonen una reaccion en cadena, que dote de significados enriquecidos a los espacios físicos.

 

[1] MANUEL GAUSA, OPEN, Espacio tiempo e Información, Arquitectura, vivienda y ciudad contemporánea. Teoría e historia de un cambio, Actar,  Barcelona 2010, pagina 21.